Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Higuaín, el chico del último minuto

higuain

Reportaje de MARCA.com

A partir del minuto 90, cuando la cabeza no rige y las piernas no andan, triunfa el talento nato y la bombilla. Higuaín tiene de eso y gol en los momentos en los que muchos tienen ya la rodilla hincada en el suelo. Este martes, contra el Getafe, es la tercera temporada consecutiva que logra el gol épico, el de la remontada. Cuando el Real Madrid juega a la ruleta rusa y está a punto de suicidarse, Higuaín se viste de chico de oro e inyecta el éxtasis en el madridismo.

Ya ocurrió hace dos temporadas. Corría la jornada 34 de la Liga 2006-07. El Real Madrid perdía 1-3 contra el Espanyol al descanso. Raúl y Reyes pusieron el empate en los primeros minutos de la segunda parte. Minuto 89 y todo seguía igual. El Madrid se despedía de la Liga… pero apareció Higuaín. Tras una buena pared con Reyes, el argentino batió a Kameni y el Bernabéu enloqueció. Un día después, el Barcelona empató con el Betis en el Camp Nou. Lo demás ya saben cómo acabó.

El año pasado, Higuaín fue el autor del gol del alirón. En el minuto 82, Puñal marcó de penalti y puso por delante Osasuna. La proclamación blanca tenía que esperar al gran clásico contra el Barça. Pero entonces, otra remontada. Robben marcó en el 87′, pero el título seguía sin ser matemáticamente madridista. Para que ello ocurriera, se necesitaba la firma de Higuaín. La pegó fuerte, con el alma y fue la imagen de la 31ª Liga del Real Madrid. Pero no fueron los únicos…

En la presente temporada, Higuaín ha florecido durante todos los meses. En los dos años anteriores, parecía que Higuaín sólo marcaba en primavera. Eran goles valiosos, de oro, pero se le echaba de menos durante el resto del tiempo. Sin embargo, Higuaín, ese delantero que ha cambiado varias veces de imagen en dos años y medio, ha madurado futbolísticamente.

Ante la falta de refuerzos y con Raúl en horas bajas, Higuaín cogió galones en el vestuario tras un comienzo de Liga espectacular. El Pipita dejó de ser el chico revulsivo para hacerse un hueco en el once y ser la referencia ofensiva blanca. Así lo demostró rompiendo el partido en Santander, con cuatro goles ante el Málaga y, sobre todo, apartando a Van der Vaart para que fuera él y no otro quien antose el gol de la victoria del Real Madrid en el Calderón con un penalti en el descuento.

Uno tras otro, Higuaín ya ha marcado 18 goles en Liga. Y uno de esos, el segundo contra el Getafe, quiso que llevara la impronta de las remontadas. Por algo es el chico del último minuto.

Un Comentario

  1. marcelo RM
    marcelo RM 23 abril, 2009

    Grande pipa… yo creo que seguira mejorando seguro y seguira dandonos muchas mas alegrias… yo le daria la 7..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuéstranos que eres humano :) (Necesario) Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.