Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Lass Diarra, un líder

lass diarra

Reportaje de Diego Torres en el diario El País

El día que Lassana Diarra se presentó en el Santiago Bernabéu, el club le proporcionó la camiseta con el dorsal número seis sin tener en cuenta la sensibilidad de Mahamadou Diarra, el hasta entonces titular del seis. Al verlo por la televisión, Mahamadou, el veterano, el predecesor, se sintió traicionado. Así es el negocio del fútbol y así es el Madrid. Un rodillo por el que pocos jóvenes son capaces de transitar airosos. Mahamadou, que está lesionado y perdió su ficha, ya lo sabe bien. Lassana debió de sospechar algo. Por eso, nada más entrar, miró al frente con cara de póquer y, frotándose la piel, dijo: “Soy fuerte. Tengo carácter. Y he venido para empezar a jugar ya. No habrán pagado 20 millones de euros para que me siente en el banquillo, ¿no?”.

Lass fue titular cuatro días más tarde. Dos meses después de su llegada a Chamartín, se puede confirmar que su integración en el equipo ha sido una de las más exitosas que se recuerdan. Como dice Marcos Álvarez, el segundo entrenador del Madrid: “Lass nos está sorprendiendo. Juande y yo le conocíamos de sus etapas en el Arsenal y el Portsmouth, pero no habíamos apreciado las cualidades que está demostrando ahora. No sólo es un gran recuperador de balones. Además de ser un especialista defensivo de primer orden, es un líder. No es que hable mucho ni dé indicaciones a sus compañeros. Es por su forma de actuar. Por cómo juega los partidos. Pedir el balón, cuidarlo y dar criterio a la distribución es una forma de liderazgo. El hombre lo da todo”.

A sus 22 años, Lass parece un producto acabado. Se parece poco al futbolista que seguían los técnicos del Real Madrid desde hace años. Miguel Ángel Portugal, el responsable de la detección de talentos del club, le había incluido en una lista de seguimiento desde que debutó en las categorías inferiores de la selección francesa, en 2005. Hace un año, el Arsenal se lo ofreció a Portugal para que se lo llevara al Madrid cedido con una opción de compra. Pedja Mijatovic, el director general de fútbol, consideró que el cupo de medios estaba cubierto con Gago y Mahamadou. Cuando Mahamadou se lesionó, hace cuatro meses, Portugal recuperó su lista. Allí había cinco medios centro. Diarra fue el elegido. Mijatovic dirigió la negociación con el Portsmouth sin percatarse de que el hombre había participado en la Copa de la UEFA y no podría inscribirse para la Liga de Campeones junto con Huntelaar, fichado dos semanas antes. En el cotejo salió ganando el francés. Juande Ramos no dudó en apuntar a Lass.

“Es como Makelele”, suele decir Portugal; “muy dinámico y muy seguro de sí mismo”. Lo mismo piensan los jugadores que se enfrentaron a Makelele. Como Óscar Serrano, el extremo del Racing, que salió del Bernabéu sorprendido de la capacidad de su oponente. “Me recordó a Makelele”, dijo Serrano; “atacar al Madrid por la banda izquierda es prácticamente imposible. Lass llega a todas. Es un portento físico y está siempre bien colocado. Si Ramos sube, ahí va él a cortar”.

La proyección de Sergio Ramos, que parece completamente recuperado físicamente, coincide con el establecimiento de Lass. El rendimiento del Madrid desde que Lass ingresó en el equipo, hace nueve jornadas, también ha sido impecable. El francés no conoce la derrota. Ni el empate. “Nos ha ayudado a equilibrar mucho más el juego”, dice Pepe; “con Lass hemos ganado en seguridad y hemos recibido menos goles”.

El Madrid ha pasado de una de las rachas defensivas más accidentadas de su historia a ceder sólo dos goles en los últimos nueve partidos. Los que ha jugado Lass. Los que han supuesto recortar cinco puntos a un Barça que también batió récords de eficacia.

Hace un año, Arsène Wenger cometió uno de sus escasos errores estratégicos. Al técnico francés, célebre por su ojo clínico, le falló la principal cualidad. Desdeñó a Lass por no aceptar el banquillo y vendió a Flamini y Gilberto. “Hace un año necesitaba madurar”, le disculpa Marcos Álvarez.

Hoy, Lass ya está maduro. Tan maduro que desde que el Madrid perdió a Makelele, en 2003, no había tenido un volante central de igual jerarquía.

8 Comentarios

  1. Proevolusion
    Proevolusion 23 febrero, 2009

    Es un jugador que el equipo necesitaba. Muy bueno, aunque ahora habrá que vender al otro Diarrá ;)

  2. shusta
    shusta 23 febrero, 2009

    Solo espero que no sea un gran momento de forma y ya está sinó que simplemente sea tan bueno como parece.

  3. JP
    JP 23 febrero, 2009

    lo de vender al otro diarra no creoO!! me gustaria ponerlos a los dos en la cancha!! y si es de vender prefiero tener a M. diarra que a sneijder…

  4. marcelo RM
    marcelo RM 23 febrero, 2009

    Uno de los mejores fichajes que ha hecho mijatovic, Lass corta muy bien, ayuda a Ramos(le permitido recuperar su nivel), tiene buen pie y se complementa perfectamente con Gago. Realmente el jugador que le faltaba al madid.
    PD: yo venderia M. Diarra, a mi nunca me convencio…. y dejaria Javi Garcia de reemplazo…

  5. De jerez
    De jerez 23 febrero, 2009

    Este tio es un crack! Ojala siga asi por mucho tiempo y no lo pierdan igual que hicieron con seedorf, makelele, etc… Yo no vendería a Mahmadou, es un muro. Antes vendería a Javi Garcia que nunca me ha convencido ni le veo nivel para estar ahí.

  6. juan moran
    juan moran 24 febrero, 2009

    Diarra debe quedarse al igual que javi garcia.. Tios vaya equipo tuvieramos con robinho por la otra banda :(

  7. champymtz
    champymtz 24 febrero, 2009

    con la llegada de lass solo me queda pensar fue mas bueno que malo las lesiones de muchos jugadores importantes en el real, pricipalmente por la llegada de este excelente joven…..

  8. Espontaneo
    Espontaneo 26 febrero, 2009

    Lass tiene una virtud que no tiene ningún otro jugador del Madrid, no pierde balones.
    Eso lo hacía muy bien Redondo, cogía un balón y no es que la tocase al de al lado (como hace M. Diarra, porque no sabe hacer otra cosa), sino que continuaba con él deshaciendose de algún contrario y metiendo algun balón de creación de jugada, y si se perdía el balón, rápido recuperaba su sitio y cortaba como el que más. Eso es lo que hace Lass, aunque en potencia y robando balones es más parecido a Makelelé, pero creo que Lass es mejor y con más proyección que Makelelé.
    Da gusto ver a un jugador luchador, rápido, que tiene ideas sobre el terreno de juego, que coge un balón, se zafa de un contrario, mira de frente y lo distribuye a conciencia, sumándose al ataque y bajando cuando debe bajar, atacando y defendiendo, sin perder la posición y haciendo la cobertura incluso en las bandas, compenetrándose bien con los compañeros.
    Es un centrocampista de primera categoría, sin duda el futbolista que le hacía falta al Madrid, uno de los mejores fichajes de los últimos años.
    Si tuviera disparo y gol ya sería el jugador perfecto.
    Habrá que seguir viéndole, pero de mejor no ha podido empezar, encajando como ha encajado en el esquema del equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuéstranos que eres humano :) (Necesario) Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.